Corto Maltés

Corto Maltés

Corto Maltés es un marinero, un aventurero,
un “caballero de fortuna”.

corto_maltese

Enlaces Oficiales

Nació en Malta el 10 de julio de 1887, es hijo de una gitana de Gibraltar y de un marinero inglés procedente de Cornualles.

De la madre hereda el espíritu y el aspecto físico mediterráneo, del padre la propensión al viaje, y de ambos la curiosidad por el misterio y la inclinación a mirar más allá de las apariencias.

Asistiendo a la escuela judía en Malta aprende a conocer la cábala y, frecuentando el puerto y mezclándose con los marineros que arriban a la isla —en medio del mar entre Europa y África—, aprende a tratar con gentes e ideas diferentes sin prejuicios raciales ni barreras geográficas.

Corto es lo suficientemente escéptico y desengañado para no hacerse ilusiones sobre la naturaleza humana, pero siempre está dispuesto a creer o a luchar en nombre de la reivindicación de la independencia y de la libertad.

Hay un gesto simbólico que define a la perfección el espíritu de Corto Maltés: un día en Córdoba, España, una amiga de su madre, mirándole la palma de la mano para predecirle el futuro, descubre que no tiene línea de la suerte. Corto Maltés es un niño, pero sin el mínimo agobio se traza él solo la línea de la suerte con una navaja de afeitar de su padre.

Corto, como un moderno Ulises, forma parte de la constelación de los grandes viajeros, de los visionarios que sueñan con la magia de Oriente, de los hombres que consideran la aventura como un impulso esencial para crear y regenerar la vida misma, de aquellos para quienes el viaje no es el logro de un objetivo, sino un recorrido físico y espiritual.

El velero imaginario de Corto Maltés zarpa siempre en pos de la aventura: el viaje puede comenzar con la búsqueda de un tesoro, un anillo mágico, la interpretación de los símbolos secretos de un mapa antiguo o de un mensaje cifrado, pero al final lo que hay es el deseo del puro viaje y la disposición a navegar más allá de las apariencias y de los clichés, lo que hay es la búsqueda de la verdadera aventura, la que vive de nuevas experiencias, pero sin olvidar el valor de la amistad y el respeto por las personas encontradas en el camino y por el paisaje que se atraviesa.

La actitud de Corto Maltés es siempre transversal, no quijotesca o políticamente marcada: sus aventuras suceden durante las tres primeras décadas del siglo XX, entre Manchuria, el Caribe, Etiopía, Irlanda, Patagonia, Guinea, Polinesia, pero su espíritu y su lenguaje son extremadamente modernos y actuales, pues en el fondo Corto Maltés es un caleidoscopio de facetas de las diferentes capacidades de la naturaleza humana cuando se la coloca frente a paisajes, personajes o situaciones tan especiales como para hacerla oscilar entre la realidad y la imaginación.

Los encuentros con el amplio universo femenino de Pratt, por ejemplo, suceden siempre en un nivel de intercambio equilibrado, siguiendo vías que propician la narración y la ambientación: la magia y el vudú caribeños se viven mediante las cartas y filtros de la bruja brasileña Boca Dorada; el compromiso político y social de la revolución china se percibe a través de la determinación de los rebeldes de Shanghai Lil; el mito del mundo celta, las fábulas de Viviana y del mago Merlín se vislumbran a través de la melancólica irlandesa Banshee; la cultura y la filosofía griega aparecen talladas con las palabras de la misteriosa Hipatia, reencarnación de la matemática bibliotecaria de Alejandría.

CONG_CortoMaltese

La acción, la aventura, la exploración consiguen, mediante frecuentes cambios espacio-temporales, desestabilizar la realidad, hacer volar la imaginación, con un único propósito: ampliar el nivel de conocimiento a través de la diversión y la sorpresa. Las aventuras de Corto aparecen salpicadas por encuentros con personajes reales, desde Jack London a Stalin, desde Gabriele D’Annunzio a Butch Cassidy, y estos encuentros introducen los relatos en una gran ambientación histórica para luego centrarse en las vivencias humanas de personajes secundarios que se enfrentan a esos grandes eventos, pero, sobre todo, con las consecuencias que dichos eventos tienen en sus vidas.

La Primera Guerra Mundial se contempla a través de la historia de un pequeño grupo de piratas alemanes que operan en el Pacífico surcado por canoas de guerreros papúes y cruceros militares neozelandeses; la revolución rusa, siguiendo el recorrido de un tren cargado de oro que se disputan nobles rusos, revolucionarios bolcheviques, tríadas chinas y señores de la guerra. Estos son los grandes horizontes en los que se desarrollan las aventuras de un personaje irónico y desengañado que nunca se deja impresionar por las apariencias, sino que sigue libremente su ruta exploratoria cuyos permeables confines son dictados por una moral personalísima y por un respeto absoluto de un concepto de amistad que no distingue color ni rango ni poder económico. Corto Maltés se enfrenta con idéntica actitud a un almirante británico que a un marinero maorí; combate al lado de un rebelde etíope o al de un oficial alemán; con igual curiosidad pide noticias al rabino Melquisedec, al sabio chino Vita Lunga o al viejo monje dominicano en la laguna de Venecia. El viaje de exploración se convierte en una excusa para la diversión, para el conocimiento de lo nuevo, para el enfrentamiento con el diferente: el viaje es un impulso para ir más allá.

Corto Maltés es un antihéroe moderno que cree profundamente en el infinito potencial del hombre, es un aventurero curioso que se mantiene escéptico ante las soluciones fáciles y los señuelos, un viajero que no duda en enfrentarse a sendas que bordean la frontera entre el sueño y la locura, porque sabe que cualquier cambio no es sino un camino ulterior.

Corto Maltés es un compañero de viaje ideal, ya que puede ser un verdadero amigo, un abridor de puertas.

  • La balada del mar salado
    1967 
  • SUITE CARIBEÑA Y MAR DE ORO
    1970 
  • LAS LEJANAS ISLAS DEL VIENTO Y LA LAGUNA DE LOS MISTERIOS.
    1970-1971 
  • LA LAGUNA DE LOS MISTERIOS y LAS CÉLTICAS
    1971-1972 
  • LAS ETIÓPICAS
    1972-1973 
  • CORTO MALTÉS EN SIBERIA
    1974 
  • FÁBULA DE VENECIA
    1977 
  • LA CASA DORADA DE SAMARKANDA
    1980 
  • LA JUVENTUD
    1981 
  • Sueño de una noche de verano
    1982 
  • TANGO
    1985 
  • LAS HELVÉTICAS
    1987 
  • Mu
    1988 
  • Maltese Bajo el sol de medianoche
    2015 
  • Equatoria
    2017