Baldwin 622 (1992)

Textos y dibujos de Hugo Pratt

(colaboración gráfica de Guido Fuga para el coche y la locomotora)

Relato autónomo compuesto de 23 planchas publicadas en el valioso volumen Quel fantastico treno (Aquel fantástico tren), 1992 (sin indicación del mes), ediciones ADN Kronos Libri.

Relato fantástico y surrealista que se desarrolla durante la guerra de 1914-1918 en Palestina. Tiene como protagonista al teniente británico Solomon Horaz, de origen judío, y la locomotora Baldwin N.622, cargada con diez cajas de monedas de oro para el pago de los obreros egipcios que participan en la construcción del ferrocarril de El Kossaima a Suez. Para supervisar y acompañar la carga con una pequeña escolta armada, además del teniente Horaz, va la joven intérprete Sheeba Trumpeldor, que en realidad es agente de la Haganá (organización pro sionista), que ha organizado el asalto al tren para robar el oro. Pero el teniente Horaz también tiene su pequeño plan. En el tiroteo consiguiente, los atacantes y los escoltas se aniquilan mutuamente, el teniente mata a la chica, entierra las cajas y hábilmente elude las pesquisas de rigor. Seis años después de terminado el conflicto Horaz vuelve al lugar para recuperar las cajas y, en las vías de un ferrocarril nunca acabado, oxidada al sol, permanece todavía la locomotora Baldwin N.622. Tal vez debido al remordimiento por aquellos acontecimientos, o al recuerdo de Sheeba, o quizá al calor abrasador, el caso es que la locomotora le habla y le invita a subir. Pero el movimiento provocado al hacerlo produce la caída de una vieja varilla de hierro que le siega la garganta. Antes de morir, el teniente Salomon Horaz cree escuchar la escalofriante carcajada de la locomotora N.622.