Le avventure di Fanfulla (1967)

Textos de Mino Milani

Dibujos de Hugo Pratt

Relato autónomo publicado en el Corriere dei Piccoli, n.º 41 de octubre de 1967, ediciones Corsera-F.lli Crespi.

Fanfulla de Lodi fue primero soldado de fortuna, luego caballero y finalmente capitán de bandera, y su verdadero nombre era Bartolomeo Tito Alon. Los datos históricos sobre este caudillo italiano son bastante conocidos, pero no todos prueban su veracidad en los hechos narrados en este cómic que, sin embargo, se refieren únicamente a un período determinado, que comienza el 6 de mayo de 1527 con el «saco de Roma» por los lansquenetes de Frundsberg, a cuyas filas se unió Fanfulla. La acción se traslada luego dos años más tarde a otro asedio, el de Florencia en 1529. La figura de Fanfulla que crea Pratt es la de un guerrero rudo, robusto, con una cierta dosis de crueldad sin la cual habría sido imposible sobrevivir en aquellos tenebrosos tiempos. El parche negro (tipo bandana) que le cubre un ojo y parte de la frente acentúa su aspecto torvo y sombrío en tal medida que inspira miedo y temor en los adversarios (y un poco también en los lectores), a pesar de sus arrebatos de generosidad. En esta obra Pratt trata por todos los medios de escapar de los rígidos corsés gráficos que le impone el director Carlo Triberti y suele romper los esquemas de la página con viñetas alargadas y asimétricas, aumentando a menudo la carga de los negros. La intención es fortalecer y activar el dinamismo del relato, pero sus intenciones no son del gusto de Triberti, que poco después anuncia a Pratt el final de su relación laboral con el semanario.