Un pilota australiano (1960)

Textos de E. Evans y Alf Wallace

Dibujos de Hugo Pratt

Relato publicado en War Picture Library, n.º 40 de marzo de 1960, Fleetway Publications Ltd.

En 1941 Gran Bretaña incorporó a sus fuerzas aéreas a la Royal Australian Air Force con sede en bases inglesas. Así es como Henri Le Jeune comienza a pilotar los Spitfire de manera un tanto inusitada en la tradición británica: demasiado impetuoso, fogoso, temerario. Tras recibir varios rapapolvos de sus superiores, se le confía un gran bombardero De Havilland D.H.98 preparado como indicador de objetivos (pathfinder), que Le Jeune continúa a manejar como un caza. Solo una acción de guerra valerosa y sin miramientos le valdrá el reconocimiento del mando y de su tripulación.