LAS ETIÓPICAS (1972-1973)

4.º ciclo

Textos y dibujos de Hugo Pratt

Este ciclo comprende los episodios 18 a 21, todos ellos situados en el año 1918, y la acción tiene lugar en Oriente Medio.

El desierto del Yemen sirve como escenario de En el nombre de Alá, compasivo y misericordioso, en el que Corto conoce a Cush, el guerrero de Danakil que, a pesar de la amistad que le unirá a Corto, no deja de mostrar abiertamente su desdeñosa intransigencia ante una cierta cultura «blanca». En El último disparo la terquedad del capitán Bradt, comandante de una pequeña fortaleza en el desierto de la Somalia británica, contrasta con la irritante actitud de Cush, cuyas razones son secundadas por Corto Maltés, quien, recluido en un calabozo, solo puede intervenir cuando la tragedia está casi consumada. El tema de la cobardía, tratado ya por Pratt en esta serie, vuelve a ser de actualidad en De otros Romeos y otras Julietas, que se sitúa en el desierto de Etiopía. Corto Maltés y Cush, todavía juntos, conocen de primera mano el miedo y el pánico que suponen perder la vida, poniendo al descubierto las muchas debilidades humanas que los habitan. Resulta inquietante la figura del chamán Shamael, que puede escuchar la voz de los muertos y de los demonios. El telón de fondo de Leopardos se desplaza al África Oriental Alemana en un relato onírico que describe los mecanismos de una justicia africana que a menudo opera fuera de las leyes de los blancos.