La balada del mar salado (1967)

Textos y dibujos de Hugo Pratt

Extenso relato autónomo publicado en la revista Sgt. Kirk a partir del n.º 1 de julio de 1967, editorial Fiorenzo Ivaldi.

Es, por unanimidad, la obra maestra de Pratt. La trama incluye y desarrolla muchas historias que se cruzan entre sí con personajes ya inolvidables: la joven y bella Pandora (que vive aquí la fase de transición de la infancia a la adolescencia), el misterioso Monje (a quien nunca se le ve el rostro, oculto por la capucha de su hábito), Rasputín (pirata ceñudo y feroz), Caín (hermano de Pandora), el teniente Slütter de la marina alemana, los indios Cráneo y Tarao, y en fin el marinero trotamundos Corto Maltés. Aunque recordado por su primera aparición en esta aventura, Corto Maltés no es el principal protagonista del relato, sino solo un personaje de acompañamiento. Al contrario, Pratt siempre señaló a Pandora como la piedra angular de la Balada. Esta obra es el primer ejemplo de literatura gráfica, inspirada en Conrad, Stevenson, London y más directamente en Henry de Vere Stacpoole y su La laguna azul, de la que el autor toma la idea de una islita del Pacífico a la que después da el nombre de «Escondida». El ritmo de la narración es muy moderno, los dibujos de una belleza sublime, y extraordinaria la atmósfera de los grandes espacios. La acción comienza en noviembre de 1913 en los Mares del Sur (Melanesia, Papúa Nueva Guinea) en un momento en el que se intuyen los sones de la gran guerra que se avecina, pero cuando aún sobreviven los ideales románticos del XIX, y sabe enganchar al lector desde las primeras páginas con una trama estricta y compacta, dotada de diferentes claves de lectura. Gráficamente excepcionales son las referencias a los trajes de la época, los uniformes, las culturas aborígenes, los grandes espacios abiertos esbozados con escasos trazos rotos.