LAS HELVÉTICAS (1987)

Textos y dibujos de Hugo Pratt
(colaboración gráfica de Guido Fuga para los automóviles y algunos escenarios)

Relato autónomo de 70 planchas publicado por entregas en la revista Corto Maltese a partir del n.º 42 de marzo de 1987, ediciones Rizzoli.

Para otras de sus obras, pero para esta en particular, Pratt llevó a cabo una amplísima investigación sobre la historia y la mitología suiza, solicitando ayuda al alquimista francés André Malby, quien preparó para la ocasión un verdadero estudio sobre el ocultismo en Suiza. Esta aventura de Corto Maltés es, de hecho, decididamente onírica y surrealista, llena de referencias a tramoyas mitológicas que cambian según los diversos actos que presentan en el escenario el Santo Grial, la Muerte, el Diablo, Sandman (el hombre de los sueños) y otros más. Hay además un proceso incohado por personajes extraños contra Corto que, al final de un largo (y divertido) debate, resulta absuelto. En este episodio Pratt hace que Corto Maltés beba de la «fuente de la Rosa Alchemica», confiriéndole una especie de eterna juventud, una llave para el paso iniciático hacia un mundo espiritual y de fantasía. El escritor Herman Hesse, a quien Corto Maltés conoce en Montagnola en 1924, es un personaje vinculado directamente al contenido del relato con su novela El último verano de Klingsor. Otra figura real es Tamara Lempicka, pintora de gran talento y famosa, además de por sus retratos, por su belleza. Actúan como comparsas el consabido Rasputín y el amigo profesor Steiner. Nota: en su primera aparición en la revista Corto Maltese la forma exacta y completa del título fue Las Helvéticas - Rosa alchemica. Posteriormente esta obra se denominó solamente Las Helvéticas.